miércoles, 3 de noviembre de 2010

Arroja las perlas a los Cerdos...porque lo que importa es dar!


He oído un dicho muy extraño de Jorge Luis Borges:
"Dale aquello que es sagrado a los perros. Arroja las perlas a los Cerdos
porque lo que importa es dar".

Y Hemos oído lo contrario que dice así: "No arrojes nada a los perros y no des perlas a los Cerdos, porque no entenderán".
Lo que importa no es lo que estás dando: perlas, santidad y amor, ni a quién se lo estás dando. Eso no es importante. Lo importante es que estés dando. Da cuanto tengas.
Gurdjieff solía decir:
"Todo lo que acumulé, lo perdí y todo lo que di, es mío. Todo aquello que di aún lo tengo, y todo lo que acumulé se perdió, se fue."

Cierto; tienes sólo aquello que has compartido. El amor no es una propiedad para ser guardada; es un resplandor, es una fragancia para ser compartida. Cuanto más compartas, más tendrás; cuanto menos compartas, menos tendrás.
Cuanto más compartas, más surgirá de tu interior. Es infinito; más brotará. Saca agua del pozo y más agua fresca fluirá hacia él. Deja de sacar agua, cierra el pozo, sé un miserable y cesará de manar. Poco a poco las fuentes morirán, se bloquearán y el agua que está en el pozo se corromperá, se volverá rancia y sucia. El agua que corre es fresca... el amor que fluye es fresco.
Así que un paso hacia el amor es compartir tus cosas positivas, compartir tu vida, compartir todo lo que tengas. Todo lo bello que tengas, no lo escondas.
Comparte tu sabiduría, comparte tu oración, tu amor, tu felicidad, tu gozo; comparte. Sí, si no encuentras a nadie, comparte con los perros, pero comparte. Con las rocas, pero comparte. Cuando tengas perlas, espárcelas. No te preocupes si las das a los puercos o a los santos. Lo que importa es dar.
El almacenamiento envenena el corazón. Toda acumulación es venenosa. Si compartes, tu sistema estará libre de venenos. Y cuando des, no te preocupes por si serás correspondido o no, no esperes ni tan siquiera las gracias. Siéntete agradecido a la persona que te permitió compartir algo con ella. No esperes en el fondo de tu corazón que él tenga que sentirse agradecido porque compartiste algo con él. No, siéntete agradecido porque él estuvo dispuesto a escucharte, a compartir un poco de energía contigo, porque estuvo dispuesto a escuchar tu canción, dispuesto a ver tu danza, porque cuando fuiste hacia él a darle no te rechazó... pudo haberlo hecho.

El compartir es una de las virtudes más espirituales, una de las más grandes.


OSHO

10 comentarios:

  1. Qué bueno esto que haz compartido Maribel!

    En mi blog publiqué una entrada que se titula DAR ES SER, que habla de lo mismo, pero como lo dice OSHO no tiene comparación. Leo mucho a Osho, pero nunca había encontrado esta joya.

    El compartir en amor es recomendable hasta para la salud del cuerpo; toda acumulación es venenosa, y esto para que no se crea que el Amor es pura poesía y no tiene un sentido verdaderamente práctico en la vida.

    Si uno se siente realmente bien amando a una mujer o su familia, como será entonces la sensación cuando ese amor se extiende, se propaga como un fuego abrazador?

    Gracias por este escrito tan inspirador!

    Un dulce abrazo en el Amor impersonal!

    ResponderEliminar
  2. Compartir amor, alegría, bienes, lo que sea que tengamos. ¿Acaso algo es nuestro?. ¿No lo tenemos justo para eso, para hacer de canal hacia otros?.
    Que bello post. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  3. Bendiciones para tí querida Maribel, y mi agradecimiento , seguimos compartiendo

    ResponderEliminar
  4. Magnífica entrada, querida hermana Maribel.
    Lo que nos quedamos nos hace más pobres...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que la satisfacción más grande que tenemos es la de sentirnos útiles, saber que podemos ayudar a los demás desde el corazón.
    En esta entrega esta la felicidad.
    Qué buen post, querida Maribel, para reflexionar.
    Un amoroso abrazo, bella.

    ResponderEliminar
  6. Puesto que todo es unidad, no existe diferencia entre dar y recibir. Eso es lo que hace la vida misma. Y eso es lo que estamos haciendo, aunque no lo sepamos, porque la vida consiste en dar la vida.
    Magnífica entrada, Maribel. Y compartirla, un gozo. Gracias por tu don. Abrazos…

    ResponderEliminar
  7. estoy con furia, mas o menos.
    ¿dar o no dar? quién lo decide, ¿yo?
    O lo definido en un "patrón" muy finamente establecido por aquello que si decide, si ser generoso o avaro.???

    gracias por el post

    ResponderEliminar
  8. Gracias amigos Willy, Aviló, Ari, Javier, Sina, Furia, Santosham, gracias por pasar y dejar sus comentarios que enriquecen este espacio.
    Abrazos a todos de corazón!
    Maribel

    ResponderEliminar
  9. ÉL Parabrahman es un poso y el unico poso que hay, si no da la energia se mentiene como la mas pura, esa comparacion de un poso de agua son irrealidades de tomar el mundo como verdadero, eso es locura.

    los devotos de Señor Vishnu hace bien cuando critica a un devoto de Shiva.

    ResponderEliminar
  10. Pues si, bonito si que queda. Tanto amor,tanto dar, es maravilloso....en los mundos de Yuppi.
    La realidad es que en una importante porcion la gente apesta, asi de claro.
    En este mundo de mierda quien es buena persona es idiota
    Los autenticos idiotas se rien de ti y de tu forma de ser,cruel, pero cierto. A mis ya 54 años he descubierto que estaba equivocado, durante decadas e regalado perlas a los cerdos y se han reido a mis espaldas, familia, amigos, compañeros de trabajo,conocidos....mirad, que les den. Creo que en este mundo hay gente buena y tambien mucha gente idiota que se cree por encima de los demas. Esto llevara al mundo a un dia arder por los cuatro puntos cardinales. Que se vayan todos a tomar por culo.

    ResponderEliminar